Profesores que no siguen el guión

Cuatro docentes coruñeses explican cómo a partir de proyectos, retos o experimentos científicos que plantean en el aula, imparten los mismos contenidos que otros compañeros pero con la ventaja de que sus alumnos están más motivados y retienen mejor la materia.

Adaptar la clase a las necesidades de cada alumno, lograr que les interesen los contenidos y sobre todo que lo que aprendan no lo olviden al pasar el examen.

Trabajar con proyectos, retos o experimentos científicos:

Carmen Fernández (CEIP de Tabea), nos comenta un ejemplo: “Hace poco, nos entró un saltamontes en clase. Los niños estaban muy interesados y a partir de ahí hicimos un proyecto en el que hubo que buscar información sobre los distintos tipos que había y en el que pudimos trabajar desde lectoescritura, hasta conocimiento del medio, los colores porque cada uno era diferente, las matemáticas…”

Lo mismo ocurre en el CEIP Portofaro de Cambre (en el que trabaja Sandra Pardo), donde han instalado un supermercado al que acuden los alumnos para trabajar en proyectos que interrelacionan varias asignaturas desde matemáticas hasta escritura o geografía.

El método de enseñanza de José Manuel Viñas, profesor de Ciencias del IES David Buján de Cambre, es un claro ejemplo. Apuesta por las ventajas que las nuevas tecnologías pueden ofrecer a los alumnos y por acercar los contenidos de la asignatura al mundo real.”Hace poco trabajamos el tema de los meteoritos. Gracias a un laboratorio virtual y en función de las variables del meteorito (mayor o menor peso, más o menos velocidad) te calcula qué tipo de destrucción causaría y en qué lugar de la Tierra. Uno de las actividades que tuvieron que hacer es diseñar, ver qué características debería tener un meteorito para que destruyera cierta parte de A Coruña. Es un modo de que empiecen como si fuese un juego cuando en realidad están aprendiendo”.

En el caso de Teresa Caramés (colegio Cristo Rey de Ferrol), opta por atraer a los alumnos hacia la asignatura mediante actividades en las que los propios escolares experimentan o prueban la teoría que se está dando. “Ahora estoy con el tema de la luz y los colores. El otro día les hice vendarse los ojos y bajar al patio desde clase para que explicasen qué habían visto, de qué color e intentar entender porqué”.

Aún son minoría, pero cada vez más profesores se animan a cambiar su fórmula de clase con un objetivo claro: hacer más atractivas las materias y mejorar los resultados de sus alumnos.

http://www.laopinioncoruna.es/sociedad/2015/04/26/profesores-siguen-guion/950415.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s