¿Por qué debes agacharte para hablar con un niño?

Pequeños en un mundo de Gigantes

Imaginaros que vosotros intentáis hablar con otra persona y que está lejos o que estáis sentados en el suelo y alguien que está de pie os quiere decir algo importante… Qué suele ocurrir en estos caso? Necesitáis la cercanía para poder escuchar ‘bien’ lo que os quieren contar o de igual manera lo que queréis decir. Es interesante, plantear un escenario parecido al que viven los niños cuando se quieren comunicar, escuchar y aprender en un ‘mundo de gigantes’.

En alguna oportunidad os hemos hablado de lo importante que es tener en el hogar los recursos a la altura del uso de los niños pequeños como en la pedagogía Montessori, porque invitan a su uso y generan autonomía. En la comunicación sucede algo parecido, hablamos desde arriba hacia abajo con ellos, miramos y damos todo nuestro amor, nosotros altos desde su mirada de niños, a veces un poco inaccesibles.

Me importas y te entiendo, me interesa lo que dices y te miro como me miras tú a mí.

El contacto visual directo

La comunicación no verbal, el contacto visual, nos habilita esa escucha activa, nos permite conectar, escuchar de verdad. El hablar constantemente agachados a su altura, produce indirectamente un efecto de escucha sensible, ya que estamos utilizado nuestra ventana al mundo, nuestros ojos, para mirarles y así también escuchar sus necesidades, esto es muy importante en la comunicación no verbal que es la comunicación inicial del ser humano.

El contacto visual directo a la misma altura permite transmitir un: Me importas y te entiendo, me interesa lo que dices y te miro como me miras tú a mi… En este momento lo que me quieres decir es lo más importante del mundo para mí y te quiero.

Beneficios

Os enumero los beneficios de agacharse para hablar con l@s niñ@s a su altura:

  • Se produce una comunicación más fluida.
  • Agacharte permite dirigir todo tu cuerpo hacia el niño y escucharle así por completo.
  • Estar a su altura invita al abrazo y a la confianza de tenerte cerca.
  • Utilizar frecuentemente el contacto visual directo, permite mirarle a los ojos mientras te habla o le hablas.
  • Ayuda a desarrollar el lenguaje, los niños y niñas tienes más ganas de decirnos las cosas!
  • Permite tomar conciencia del momento, evitando el te escucho pero veo todo lo demás que ocurre a mi alrededor.
  • Somos diferentes, pero nos comunicamos como iguales. Tiene implícito el aprendizaje de la igualdad en la diversidad.
  • Las emociones se pueden ver también a través de las expresiones fáciles. Agachados no perdemos detalle.
  • El niño se siente seguro y sobre todo valorado. ‘Alguien se agacha para hablar conmigo.’
  • Estimula la inteligencia emocional, cuando tenemos una conversación fluida ‘en sintonía’ con alguna persona, nos sentimos más a gusto.
  • Transmite confianza y seguridad. Recuerda que cuándo dices un secreto cómo lo dices? muy cerca, muy cerca!
  • La principal forma de comunicación en los niños pequeños es la comunicación no verbal, el estar agachados podemos disfrutar mejor de esta forma de comunicación.
  • Agacharnos para comunicarnos invita al niño o la niña a verbalizar sus emociones.
  • Genera empatía, porque si tu te agachas para poder hablar conmigo, yo me esforzaré en hacer… para poder comunicarme con otra persona.
  • Agachado es más fácil saber qué siente el niño y no sólo qué dice el niño.

http://babytribu.com/por-que-debes-agacharte-para-hablar-con-un-nino/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s