Archivos

Andrea aprende a escribir con arena

La emoción de Enma Paradela es comparable a la de alguien a quien llaman por primera vez «mamá» . Solo que en el caso de esta vecina de Nigrán, la espera duró 13 años. El Día de la Madre vio cómo su hija podía decir y escribir correctamente, ella sola, su propio nombre. Dos meses antes, Andrea da Rosa, con síndrome de  Down, no era capaz de reconocer las letras.

Lo explica Paula Alfaro Alejos, estudiante de tercero de Educación Social de la Universidad de Santiago de Compostela. Es quien ha ayudado a Andrea a conquistar el mundo de las letras. Conocía a la niña porque era compañera de colegio de su hermana pequeña. No dudó cuando Yesshenia Vilas, su profesora de Acción Socioeducativa en las Discapacidades, le encargó un proyecto de trabajo directo con una persona con diversidad funcional. «Sabía que Andrea y yo podíamos hacer nuestro propio proyecto juntas, ella es una niña muy inteligente y era un lujo intentar superar este reto con ella», explica Paula.

«Andrea no sabía leer ni escribir, su comprensión era muy buena pero no podía emplear las herramientas del lenguaje convencional», recuerda la joven, que habla de un aprendizaje mutuo a lo largo de estas semanas juntas.

Andrea da Rosa escribió su primer abecé hace tan solo unos días sobre la arena de Praia América. «La dinámica de trabajo se centró en la estimulación sensorial, con la metodología del aprendizaje libre y por experiencia que promulgan las escuelas de Montessori o Waldorf», indica su tutora. Su objetivo se centró en trabajar la lectoescritura «para aproximarla al mundo de la comunicación convencional porque no ser capaz, le provoca frustraciones limitando sus habilidades sociales y su desarrollo cognitivo».

Se arrancaron con actividades de motricidad gruesa. Con un «yoga de las letras» en el que Andrea representaba con su propio cuerpo las formas que se suceden en el alfabeto. Después llegaron las letras de lija. Las que Paula recortó con ese papel rugoso sobre goma para que Andrea repasara con su mano y sus dedos aprendieran a memorizar su movimiento. Y después llegó la arena.

Clases en Praia América

Las clases se trasladaron a Praia América, donde los fines de semana la más joven movió montañas. La textura y maleabilidad de la arena la ayudaron a dibujar cientos de veces y como un juego, la forma de las letras que Paula le iba mostrando sobre el papel de lija.

El 1 de mayo la más trabajadora felicitó a su madre por escrito. Quienes las conocen dicen que «el impacto y la alegría de las dos fue emocionante». «Saber que ha podido escribir sola su nombre y que ya reconoce las letras ha sido el mejor regalo. Andrea se ha abierto sola las puertas a todo un nuevo mundo, inaccesible hasta ahora para ella», explica Paula.

«Ella ha aprendido las letras, pero a mí me ha dejado sin palabras», reconoce la joven contagiada del entusiasmo que transmite su pupila. El trabajo ha tenido la mejor recompensa posible, aunque la profesora delega todos los méritos. «El empeño de Andrea fue la mayor baza de trabajo, ella es la que más se autoexige y no para hasta que consigue hacer bien todo los que se propone», valora la estudiante universitaria. Destaca también la implicación familiar y la importancia de trabajar en un medio natural como el de la playa, «en el que ella estaba a gusto, sin presiones y respetando sus tiempos».

El proyecto para la universidad acaba el jueves. Pero ni una ni otra admite más barreras a su empeño por seguir aprendiendo. «Ahora estamos trabajando ya con ceras y, estoy segura, de que vamos a conseguir que pueda escribir de forma más fluida y quizás, aprender a leer. Andrea es tan inteligente como trabajadora», advierte Paula. Su discurso evidencia que ella es también una estudiante aventajada. «Cada persona tiene sus propias características, necesidades y demandas que la hacen única, y desde ahí debe partir el aprendizaje significativo», defiende la joven educadora.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2016/05/11/andrea-aprende-escribir-arena/0003_201605H11P60991.htm#viewmedia

SOLILOQUIO,AMIGOS IMAGINARIOS y VIDA DE FANTASIA

El soliloquio y los amigos imaginarios suelen ser bastante “normales” en los adolescentes y en los adultos con síndrome de Down.
Para la mayoría de estas personas, hablar solas en voz alta, o con sus amigos imaginarios, puede tener muchas utilidades posibles.
En general, la intervención sólo es necesaria cuando existen otros síntomas concordantes con una enfermedad mental, o cuando la conducta estuviera interfiriendo considerablemente la participación en otras actividades, o si se dieran ambas circunstancias a la vez.

 

EL SOLILOQUIO ÚTIL:
Muchas personas hablan solas, a veces. El soliloquio es muy común en niños pequeños con desarrollo ordinario, y tampoco es insólito en adultos.
En general, las personas hablan consigo mismas por cuatro razones:
1. para dirigir el propio comportamiento (por ejemplo, una persona que esté tejiendo un jersey puede decirse entre dientes “dos al derecho, dos del revés”);
2. para pensar en alta voz (por ejemplo, para reflexionar sobre un asunto, o para reconsiderar los hechos que han sucedido a lo largo del día);
3. para aliviar la tensión en medio de emociones fuertes (por ejemplo, muchas personas dicen palabrotas en voz alta, o se critican a sí mismas con comentarios del tipo “¡Chico,qué tontería has hecho!);
4. para entretenerse a sí mismas (por ejemplo, durante los largos y aburridos trayectos en coche algunos de nosotros cantamos, o hablamos solos, o le hablamos a la radio, a pesar de que sepamos que la radio no puede oírnos).
La mayoría de las veces, cuando las personas con síndrome de Down hablan solas, se debe a
una de estas razones normales. Sin embargo, suelen reprimirse menos delante de los demás y,
por lo tanto, se les “pilla” hablando solos mucho más a menudo.
LO QUE CONVIENE Y LO QUE NO SE DEBE HACER CON RESPECTO AL SOLILOQUIO:
• No haga que la persona con síndrome de Down se sienta mal por el hecho de hablar sola.
• No intente suprimir el soliloquio.
• Hable del soliloquio con el individuo: Hablar solo está bien, pero algunas personas no lo entienden y se sienten molestas por ello, por lo tanto, lo más correcto y educado es no hacerlo delante de los demás.
• Indique qué lugares son adecuados (socialmente aceptables) para practicar el soliloquio, y disuada a la persona con amabilidad, para que no hable sola en los lugares inapropiados (como la escuela o el trabajo, por ejemplo).
• Considere la posibilidad de ponerse de acuerdo en una señal privada, para recordársela a la persona cuando esté hablando sola en público.
• Comente el soliloquio a las demás personas que estén en contacto con el individuo con síndrome de Down (explíqueles que es algo normal)
SIGNOS QUE ADVIERTEN DE CUÁNDO EL SOLILOQUIO PUEDE ESTAR INDICANDO LA EXISTENCIA DE UN PROBLEMA:
La frecuencia del soliloquio aumenta notablemente.
• El soliloquio se vuelve cada vez más autocrítico.
• El soliloquio se hace en voz muy alta o en tono amenazante.
• El soliloquio se vuelve agitado.
• La persona habla sola en sitios públicos (cuando anteriormente sólo lo hacía en lugares privados).
LO QUE CONVIENE HACER CUANDO SE PERCIBEN ESTOS CAMBIOS:
• Pregunte a la persona si hay algo que le preocupa.
• Escuche el soliloquio, para descubrir claves sobre la causa del problema.
• Hable con los profesores, con otros familiares, etc., para ver si existe alguna nueva causa de estrés.
• Observe si existen síntomas de alguna enfermedad física, y lleve al individuo a una revisión médica.
• Si con los pasos anteriores no se obtuviera resultado para identificar la causa (y la solución), lleve a la persona a que le hagan un examen psicológico.

Más información en el siguiente enlace:

http://revistadown.downcantabria.com/wp-content/uploads/2009/09/revista102_95-103.pdf

Terapias con PERROS

Estas últimas semanas y cada vez más, estamos viendo como en hospitales, colegios, asociaciones de personas con diversidad funcional, centros de día, etc…utilizan terapias con perros.

La Fundación María José Jove y el Centro Canino de Montegatto implementan un innovador taller para niñ@s de 5 a 10 años con algún tipo de diversidad funcional y/o necesidades educativas especiales, donde la figura del PERRO se utiliza como herramienta para promover un ocio saludable y su calidad de vida.

OBJETIVO DEL PROGRAMA:

  • Facilitar a los niñ@s experiencias psicomotrices, de ocio, afectivas, y relacionales a través del perro.
  • Promover situaciones educativas mediante el adiestramiento y juego con el perro y utilizarlo para potenciar el desarrollo intelectual y social de los niñ@s.
  • Desarrollar actitudes de tolerancia y respeto a través del juego con el perro.
  • Contribuir al fomento de las habilidades psicosociales, habilidades de comunicación verbal, habilidades de comunicación no verbal y expresión de sentimientos.

En el siguiente enlace, tenéis más información sobre esta iniciativa:

http://www.fundacionmariajosejove.org/proyecto/ocucando-la-tarde-ocio-saludable-con-perros/

Otra gran noticia y que también veíamos en prensa, es la entrada de perros en el HOSPITAL MATERNO INFANTIL de A CORUÑA.

Esta nueva terapia se aplicará a aquellos niños de 2 a 6 años cuyos padres estén interesados en participar en el proyecto.

http://www.laopinioncoruna.es/sociedad/2016/02/24/materno-pionero-aplicar-terapia-animales/1044763.html

Aunque estas no son las únicas experiencias en Galicia: en Redondela y Ponteareas ya se está trabajando con una pareja de perros labradores en centros especializados y gabinetes de logopedia. «A las sesiones con los perros acuden unos 60 niños»

El trabajo con los labradores se hace de modo individual. Cada paciente es un mundo, tiene sus propios problemas y merece distintas soluciones. En la terapia se realizan sesiones entre 30 y 45 minutos. Jugando con los animales a los niños se les hace más fácil y divertida la comunicación. Lo que normalmente no se atreven a decir delante de las personas se lo dicen al animal, que se convierte en su compañero y amigo.

La terapia con niños autistas, con síndromes de Asperger, de Down y otras problemáticas relacionadas con el desarrollo del lenguaje no se realiza solo con perros labradores. También resultan muy eficaces los golden retriever y los pastores alemanes, aunque el entrenador Luis Montero prefiere los labradores.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/redondela/2015/10/11/60-ninos-autismo-dislexia-mejoran-gracias-perros-labradores-redondela-ponteareas/0003_201510V11C8992.htm