Archivos

ApS: Aprendizaje Servicio

“Aunar compromiso social con aprendizaje curricular

En esta entrevista Roser Batlle nos explica, paso a paso, de que se trata:

¿Qué es el aprendizaje servicio?

Es un método que consiste en aprender haciendo un servicio a la comunidad. Es una manera de adquirir y fomentar conocimientos, capacidades, destrezas, habilidades, actitudes y valores haciendo algo que mejora el entorno y está orientado al bien común.

Se van vinculando acciones de servicio a la comunidad con contenidos educativos que puedan ser significativos para el alumnado.

Hay cantidad de cosas que se pueden hacer, por ejemplo:

  • El desarrollo de una campaña solidaria en captación de fondos trabajando matemáticas.
  • Preparar cuentos o talleres de memoria desde la clase de lengua para estimular la memoria de los ancianos.
  • Frente a un problema de deforestación de un bosque, plantar árboles tras haber estudiado qué tipo de árboles va en este sitio, por qué se quema el bosque, qué hay que hacer para que no ocurra.

¿Qué beneficios presenta para los alumnos?

El potencial que tienen estos proyectos para generar capital social en las poblaciones, generando alianzas entre escuela y comunidad es brutal.

Los estudios científicos revelan que se da una mejora de resultados académicos, los chicos aprenden más y mejor con esta metodología. También mejora la convivencia en el aula y la inclusión social.

¿A qué se debe?

Hay varios factores. Uno no menor es el sentimiento de autoestima y reconocimiento del alumnado. Cuando llevan a cabo este tipo de actividades se sienten valorados, se dan cuenta de que pueden ser útiles a los demás y encuentran sentido a lo que estudian.

Por ejemplo, los chicos que se han implicado en una campaña de donación de sangre en el barrio, para convencer a los adultos de que donen, tienen que entender que la sangre no se sintetiza en el laboratorio, cuáles son los grupos sanguíneos menos habituales, cómo se separan las plaquetas, los glóbulos rojos, los blancos o cuánta gente se beneficia de una donación. Todo esto son argumentos para convencer a los adultos. Se dan cuenta los alumnos de que todo aquello que aprenden tienen una utilidad inmediata.

¿Hay una edad ideal para el aprendizaje servicio?

Es beneficioso para niños, jóvenes, universitarios y adultos!!

En todas las prácticas de ApS uno de los elementos más potenciales es la empatía.

Hay que intentar transformar el mundo sobre la base de estimular el propio talento orientado a ese cambio social que necesitamos.

¿Es compatible el ApS con estos currículos gigantes?

El ApS no es un programa que tenga unos límites claros o en el que te inscribes y te dan unos materiales. Es una metodología relativamente vaporosa, no tiene copyrght. Cada uno lo hace como quiere, grosso modo, uniendo estos elementos que comentamos: un aprendizaje significativo con una finalidad social.

  1. Puede haber experiencias pequeñas y puntuales.
  2. Al lado puedes tener otro durante el primer trimestre en la clase de música en el que los chicos focalizan sus actividades en realizar un concierto en la residencia de ancianos de al lado, para aliviar su soledad, establecer una comunicación positiva con ellos, de manera que música se convierte mágicamente en Educación para la Ciudadanía.
  3. Más largo aún puede ser una asignatura en la que se hacen unas prácticas de ApS durante las cuales los chicos y chicas van haciendo durante todo el curso prácticas de apoyo a las entidades sociales del barrio. Y aquello que hacen con estas entidades, cuando están en clase, lo discuten, aprovechan los contenidos, contrastan la información… Van trabajando el currículum en base a las prácticas.

El proyecto de ApS más extendido en toda España es el apadrinamiento lector: chicos y chicas mayores en su clase de Lengua y Literatura preparan cuentos para contarlos o hacer leer a los niños pequeños que están aprendiendo. Preparan el cuento, buscan preguntas, establecen una relación con los niños, les ayudan a leer mejor, etc. Y todo esto ayuda a los mayores a fortalecer competencias lingüísticas, que son curriculares, como hablar correctamente, expresarse bien, la sintaxis de las preguntas, etc.

¿Qué implantación tiene en España?

Creo que hay un ApS que pasa desapercibido porque es una práctica no sistematizada en la escuela ni puesta en valor.

Si se parte por ejemplo de una acción solidaria, lo que falta es vincularlo a un aprendizaje que sea claro y que los alumnos se propongan dos objetivos, el de la acción de servicio a la comunidad y el del aprendizaje personal.¿Qué quiero aprender con esta experiencia?

En España actualmente hay tres redes de impulso al aprendizaje-servicio: una red territorial, la Red Española de Aprendizaje-Servicio, formada por 17 grupos, uno por Comunidad Autónoma; una red de ayuntamientos liderada por el de L’Hospitalet de Llobregat en el marco de la RECE (Red estatal de ciudades Educadoras) y una Red de profesorado e instituciones universitarias, la Red ApS (U).

¿Requiere alguna formación específica por parte de los maestros?

Es el mismo caso que la formación de la pedagogía del proyecto. ¿Necesitan los maestros una formación específica para implementar en clase la metodología del trabajo por proyectos? Probablemente, pero no será gran cosa. Para empezar, la formación de los maestros debería incluir las metodologías activas y el ApS lo es.

¿Es una manera esto de bajar la educación al mundo real? A veces no sé si parece que la educación un poco alejada del mundo real.

Sí, claro. Es una manera de abrir la escuela a la comunidad, de que la comunidad entre. Se genera un concepto de escuela en el que la escuela es capaz de compartir su cultura pedagógica propia con el territorio y encontrar aliados en él. Es muy diferente que el profesor plantee a los alumnos un trabajo de campo sobre ir a ver los efectos de un incendio a que esa propuesta la haga un grupo ecologista, que llega a la clase, les explica qué ha pasado, les puede llevar a hacer un trabajo de campo para averiguar por qué se ha quemado el bosque, causas y consecuencias, y luego les invita a colaborar con ese grupo en una acción de forestación. El profesor está utilizando como aliados a una entidad social. Eso está muy bien porque la escuela necesita actualmente muchos aliados.

¿Sería partidaria de incluir el ApS como una asignatura por sí mismo o está bien con un enfoque transversal?

No necesariamente debe ser una asignatra. Es verdad que en algunos centros puede ser más práctico poner una que se llame así, pero el ApS puede impregnar cualquier asignatura. Y si se hace de esta manera tiene una ventaja, que toda la parte de compromiso social, de valores humanos, impregna esa asignatura y no queda reducido a una específica.

Que en una clase de matemáticas, para estudiar temas estadísticos, se monte una campaña de apoyo para un maratón solidario, te permite como profesor de matemáticas además de trabajar los contenidos matemáticos, trabajar valores humanos.

Me parece más importante esto que aislar todo lo que es contenidos de valores humanos y las tres competencias transversales (iniciativa autonomía personal, aprender a aprender y social y ciudadana) y colocarlo en una asignatura aparte.

aps-imagen

Más información, en el siguiente enlace:

http://eldiariodelaeducacion.com/blog/2017/02/21/la-formacion-de-los-maestros-deberia-incluir-las-metodologias-activas-como-el-aps/

 

 

InnoBAR PONTEVEDRA

InnoBAR es un encuentro de la comunidad educativa en el que compartir recursos y consejos en un entorno distendido.

En Inno-BAR se presentan 10 pildoras educativas de un máximo de 5 minutos: trucos, consejos, herramientas o actividades. Si no te interesa una píldora no te preocupes, en seguida comienza la siguiente.

La jornada se celebra en un bar y te invitamos a la primera consumición, nuestro objetivo es conseguir un ambiente cómodo, distendido y cercano, riguroso e interesante pero alejado de la ceremoniosidad de los congresos y jornadas tradicionales, ¿hemos dicho ya que te invitamos  a la primera cerveza?

Por cierto, es GRATIS, pero es necesario inscribirse previamente.

http://www.innobar.net/

  • EMBAJADORES: Raquel Pedrouso @kelcarreira, Aitor Barbosa @kinderteach_com y Noelia Quintana @noelaquintana

  • BAR: La Gramola

  • DIRECCIÓN: Plaza de Méndez Nuñez, 1. Pontevedra

  • FECHA: 16 de Febrero

  • HORA:  19:00

StartupWeekend EDU Galicia

Este fin de semana: ( http://galicia.up.co/events/9693Startup Weekend GaliciaStartup Weekend EDU Galicia Dic/16 ).

Tadega Net, apoia esta iniciativa con 2 agasallos:

– Os socios inscritos na Startup terán matrícula gratuíta no vindeiro “V Congreso TADEGa 2017. Especial 10º Aniversario”.

– Os proxectos premiados na Startup terán visibilidade e exposición pública no propio congreso.

startup-weekkend

StartUp Weekend de Educación

En outubro celebrarase unha Startup Weekend destinada a buscar solucións para o sector da educación
venres, 2 de setembro do 2016 Marcus Fernández

Manuel L. Pan, de Abertal Network, fixo de anfitrión e pregoeiro desta edición da LaconNetwork
O Campo da Festa da Milagrosa en Carballo acolleu esta tarde a celebración da 75ª edición da LaconNetwork, encontro que xuntou a ducias de profesionais e emprendedores do sector TIC galego, que desta volta aproveitaron a conxuntura para celebrar que a empresa anfitrioa, Abertal Network, cumpría 20 anos, aniversario digno de mencionar nun sector tan novo, e que xa conta con empresas cunha traxectoria tan longa e prolífica.
O encontro converteuse en toda unha romaría, comezando o evento cun acto inaugural a cargo de Manuel L. Pan, de Abertal, quen deu conta do aniversario da súa compañía e salientou o interese da organización de encontros deste tipo para facer networking entre os profesionais do sector, dando logo paso a Juan José Fernández García, presidente da asociación TADEGa, quen quixo aproveitar o encontro para anunciar aos presentes que entre os días 14 e 16 de outubro vai celebrarse no Centro Abanca Obra Social de Santiago de Compostela unha nova edición de Startup Weekend, que desta volta terá un obxectivo temático, destinándose a habitual creación de proxectos empresariais a través da colaboración dos asistentes repartidos en grupos ao desenvolvemento de proxectos educativos.

Juanjo Fernández convidou aos presentes a participar na vindeira Startup Weekend Galicia EDU
Temos así que o Startup Weekend Galicia EDU xuntará a profesorado, tecnoloxía e comunidade emprendedora para identificar oportunidades para os retos da educación.
Os equipos que se formen no encontro traballarán xuntos durante 54 oras para crear ferramentas de base tecnolóxica enfocadas a resolver un problema concreto na educación entre os estudantes de calquera nivel educativo.
Poden participar nestas xornadas estudantes universitarios interesados no hacking, o deseño de interfaces de usuario ou que simplemente queiran mellorar a educación, profesores con ganas de compartir a súa visión e experiencia, membros da comunidade educativa, desenvolvedores informáticos, deseñadores, emprendedores… en definitiva, calquera persoa que queira colaborar nos obxectivos deste encontro.

El Ministerio del Tiempo: una nueva forma de dar clase

Un ministerio secreto con un sinfín de puertas que conectan con épocas pasadas como escenario. Un grupo de funcionarios que día sí, día también, debe viajar en el tiempo a codearse con héroes como El Cid o Cristóbal Colón. Una misión: intentar que la historia de España nunca cambie. Es, en resumen, el argumento de El Ministerio del Tiempo, la serie creada por los hermanos Olivares que ha revolucionado la hasta ahora prácticamente inexistente ciencia ficción patria y que, además, ha comenzado ya a abrirse paso en el terreno de la educación.

Más allá de la obvia utilidad de una serie como esta a la hora de mostrarles a los estudiantes los pormenores de la historia de nuestro país, El Ministerio del Tiempo se ha destapado como un vehículo idóneo para guiar a alumnos de Primaria por todas sus asignaturas. Esto es lo que hace un proyecto de Pedro Camacho llamado MdT-Tiempo de Cambio.

Este jiennense que ejerce como maestro de sexto de Primaria en el C.E.I.P. Los Cuatro Caños de Vera, Almería, ha creado un sistema de enseñanza que utiliza el gancho de la propia serie. Adiós a las aburridas clases ante la pizarra y con un libro de texto delante. Al menos, durante el último trimestre de este curso, cuando Camacho ha llevado a sus clases esta nueva experiencia docente.

Para empezar, los estudiantes se dividen en patrullas de cuatro componentes (algo que ya supone una diferencia de peso respecto a las aulas abarrotadas de alumnos contemplando al profesor) que disponen de tres herramientas indispensables: un dosier de trabajo, un ordenador y el libro de texto en cuestión.

Tal y como explica Camacho a Yorokobu, «los estudiantes son aspirantes a convertirse en funcionarios del ministerio, y el colegio es la academia de formación que elegirá a los mejores». El docente es, además de maestro, enlace con la institución ministerial.

A partir de ahí, los alumnos reciben, a través del canal de YouTube del propio profesor, las distintas misiones que deberán cumplir y que les servirán para trabajar contenidos específicos de distintas asignaturas, algo que se les exigirá como requisito indispensable para llegar a ser funcionarios. «De este modo, yo explico muy poco y ellos investigan mucho», resume Camacho.

Camacho reconoce que este proyecto «surge como una explosión de frustración». De hecho, el profesor explica que tanto su mujer como él acostumbraban a solucionar el mundo educativo «como los españoles arreglamos la alineación de la selección; es decir, quejándonos mucho».

Sin embargo, cinco minutos antes de que arrancara la segunda temporada de la serie, el también escritor de obras de fantasía preguntó a su mujer: «¿Y si usáramos El Ministerio del Tiempo como hilo conductor de la clase?».

Camacho, que pretende hacer algo semejante el próximo curso utilizando como vehículo educativo sus propias novelas, explica que gamificar las asignaturas ha tenido resultado: «Trabajan mucho más, pero principalmente en el colegio, no en casa, pues no hay deberes entre semana», cuenta. Además, el profesor aclara que, con el proyecto integrado basado en El Ministerio del Tiempo, sus alumnos no se han sentido constantemente evaluados y, a la vez, «trabajan de modo significativo, eficaz y divertido».

‘Gamificando’ con otras series

Lejos del colegio en el que Camacho ha utilizado el planteamiento de El Ministerio del Tiempo como alternativa educativa, otro profesor hace lo propio con la creación más famosa de Javier y Pablo Olivares. Se trata de Natxo Maté, que ya había utilizado previamente otras series para gamificar la asignatura de ciencias sociales de segundo de la E.S.O. que imparte en un centro de Badalona.

Tal y como explica Maté, la serie española le ha permitido desarrollar en el aula los contenidos de la asignatura, que no son otros que los vinculados a la Historia Medieval en la península. «Sin embargo, nos quedamos cortos si hablamos sólo de los contenidos», aclara este licenciado en Historia. «La propuesta permite trabajar las habilidades, competencias y actitudes de los alumnos».

En su caso, a través de una web propia, Maté desarrolla unas claras normas para el juego: los alumnos empezaron siendo «becarios no contratados» y podían llegar a ostentar el cargo de ministro. ¿Cómo? Acumulando los puntos de experiencia que ganarían al superar las misiones que se les encomendaron a lo largo del segundo trimestre del curso que acaba de finalizar. «El alumno siente que forma parte de una historia que le es familiar, y cuanto más conocida le es la ambientación, más rápidamente aceptan la nueva situación en el aula», comenta el profesor, que ya antes había experimentado con otro fenómeno televisivo: Juego de tronos.

Si bien el mundo de los Targaryen y los Stark está repleto de personajes y sucesos poco históricos, como dragones, Maté explica que «es el mismo mundo que habitaba la gente del Medievo: ellos también creían en dragones, sabían que el cuerno de unicornio tenía la capacidad de sanar a las víctimas de envenenamiento y que había determinadas noches y días del año que eran mágicos».

Además, y tal y como señala Camacho, cualquier serie con calidad es digna de convertirse en el método alternativo de enseñanza utilizado en un aula. Juego de tronos y El Ministerio del Tiempo ya han complementado de forma lúdica los libros de texto en las aulas de estos profesores. Quizás, con suerte, la metodología se extienda por otros centros. Es «difícil por la falta de tiempo, pero no imposible», sentencia Maté.

‘El Ministerio del Tiempo’: una nueva forma de dar clase en Primaria

Estos colegios eliminaron asignaturas, exámenes, tareas. Mira lo que pasó!!

Una red de colegios en España se atrevió a eliminar asignaturas, exámenes, horarios y tareas de su sistema.

Los niños que se hacían los enfermos para faltar a clases, ahora quieren ir con fiebre e incluso los sábados. No tienen tareas, pero llegan a su casa tan motivados, que siguen trabajando. Los que tenían problemas de aprendizaje ahora son los líderes. Los profesores confiesan haber redescubierto su vocación.

Esta red de colegios jesuitas de Cataluña (FJE) eliminó por completo la educación tradicional con su proyecto Horitzó 2020 y ahora lo que pasa en las salas de clases es otra historia.Los alumnos trabajan realizando diferentes proyectos que integran distintos contenidos, mientras tres profesores los asisten todo el día (uno de lenguaje, otro de ciencias matemáticas y uno de ciencias sociales). El grupo total es de 60 niños dentro de una sala mucho más grande, con mesones con ruedas y espacios abiertos.

“Ellos no van a ver qué les echan, van a trabajar. Ya saben, hay una programación, hitos y retos que han de cumplir. Discuten, buscan, estructuran, presentan, dibujan, usan los celulares, los computadores y tablets”, señala Xavier Aragay, director general de FJE de Cataluña.

MITOS:

Mito 1: Habrá problemas de disciplina

“¿Por qué hay problemas de disciplina en la escuela tradicional? Porque han de estar callados y quietos. Imposible. Aquí ni han de estar callados ni han de estar quietos, primero porque están trabajando en grupos resolviendo los proyectos y segundo, porque pueden moverse por donde quieren. Entonces los problemas de disciplina desaparecen”, explica Xavier.

La falta de disciplina está vinculada al método que se utiliza para el aprendizaje: un profesor que habla, por lo tanto los otros han de estar en silencio, sin moverse, por ende, aburridos.

Con Horitzó 2020 no ha hecho falta “echar” a los niños de la sala por mala conducta. Además, como en cada grupo hay 3 educadores a cargo, en cualquier momento pueden intervenir mejor.

Mito 2: Los profesores no quieren cambiar

Los docentes que entraron en el nuevo sistema ya no tienen vuelta atrás. Al principio exigió más trabajo, como todo comienzo en una planificación, pero luego todo se fue dando, fluyendo, hasta el punto de que trabajan incluso mucho más de los que se les exige.

“Los profesores que han implementado el cambio les hemos hecho un programa de formación, seguimiento y acompañamiento para incorporarse a la experiencia. Ya no quieren cambiar, profesores que llevaban 25 años con el método tradicional dicen yo ya no cambio (al sistema antiguo), ésta es mi vocación. Ellos están convencidos, no volverían atrás”.

Ya no dictan clases, ahora trabajan en equipo y son coach de sus alumnos, les dan las instrucciones, los asisten, acompañan, observan y replantean.

El gran protagonista de la educación es el alumno que tenemos y en él tenemos que poner la mirada, en el alumno que, en el fondo, es el ciudadano que queremos conseguir para el siglo XXI. Ese es el protagonista, ahí tenemos que mirar”.

Mito 3: Es caro de implementar

“Una de las condiciones que pusimos en las experiencias piloto, es que costara lo mismo que el sistema tradicional. Es que si no, no podría ser, porque luego no podríamos generalizarla, no sería sostenible”, aclara el director.

Insiste que poco valen las experiencias que inyectan demasiados recursos, porque no pueden hacerse masivas. Horiztó 2020 cuesta lo mismo en horas de profesores, medios, etc., pero lo que sí se ha hecho es invertir en la capacitación de profesores y rediseño de las salas de clase.

Los colegios de esta red ignaciana son particulares subvencionados (“concertados” los llaman), pero estos métodos también se están probando en escuelas públicas, en otros lugares de España.

“El problema económico no es real, es una gran excusa. El principal problema está la mente, en no querer soñar, no querer hacerse preguntas. ¿Y si los alumnos cuanto más habla el profesor menos aprenden? (…) Hay que hacerse preguntas muy duras que si no nos las hacemos, no estaremos dispuestos a cambiar”, sostiene Aragay.

Esperen, ¿pero cómo se evalúa a los alumnos?

Los alumnos son evaluados sin exámenes. A diferencia del método tradicional, un profesor no tiene varios cursos, sumando más de 150 alumnos a su cargo, sino que dedica todo su tiempo y año a este grupo de 60 niños, en trabajo conjunto con otros dos profesores. Esto permite que los conozcan mejor a cada uno y que puedan realizar observaciones más detalladas de contenidos, habilidades, competencias y valores.

“Hay una plantilla que dice cómo se va a observar, cómo se va a evaluar, hay pequeñas rutinas que han de hacer, exposiciones, observaciones, hay que buscar informaciones, subirla a un portafolio, etc.”, indica Aragay.

Hay autoevaluación, coevaluación y evaluación de los profesores que se traducen en notas. Al alumno se le da feedback constante y los niños conocen los objetivos de cada semana y las actividades para alcanzarlos, algo que evalúan cada viernes para ver si fue efectivo.

 

El proyecto Horitzó comenzó el 2010 y va hacia el 2020. Se tomaron cuatro años para planificar la idea, luego hacer un diagnóstico de problemas, lanzar el proyecto participativo con más de 13 mil personas, diseñar el método y finalmente implementar el piloto en 2014.“Una idea, que es muy importante: la educación se puede transformar. Es complejo, requiere tiempo, requiere planificación, requiere mucho sueño y mucha convicción y liderazgo, pero es posible. (…) La invitación es a salir de la zona de confort y atreverse a hacer un proceso serio, planificado, participativo, que sueñe”, sostiene Xavier.

El director catalán nos cuenta una conversación que tuvo con unos niños, al final de un día de clases con la nueva metodología:

-Estamos cansados – dijeron.
– ¿Por qué?
– Porque nos hacen pensar.
– ¿Cómo? ¿Y antes no los hacíamos pensar?
– No, antes nos hacían repetir.

Fuente:

http://movil.eldefinido.cl/actualidad/lideres/6211/Estos-colegios-eliminaron-asignaturas-examenes-tareas-Mira-lo-que-paso/

Profesores que no siguen el guión

Cuatro docentes coruñeses explican cómo a partir de proyectos, retos o experimentos científicos que plantean en el aula, imparten los mismos contenidos que otros compañeros pero con la ventaja de que sus alumnos están más motivados y retienen mejor la materia.

Adaptar la clase a las necesidades de cada alumno, lograr que les interesen los contenidos y sobre todo que lo que aprendan no lo olviden al pasar el examen.

Trabajar con proyectos, retos o experimentos científicos:

Carmen Fernández (CEIP de Tabea), nos comenta un ejemplo: “Hace poco, nos entró un saltamontes en clase. Los niños estaban muy interesados y a partir de ahí hicimos un proyecto en el que hubo que buscar información sobre los distintos tipos que había y en el que pudimos trabajar desde lectoescritura, hasta conocimiento del medio, los colores porque cada uno era diferente, las matemáticas…”

Lo mismo ocurre en el CEIP Portofaro de Cambre (en el que trabaja Sandra Pardo), donde han instalado un supermercado al que acuden los alumnos para trabajar en proyectos que interrelacionan varias asignaturas desde matemáticas hasta escritura o geografía.

El método de enseñanza de José Manuel Viñas, profesor de Ciencias del IES David Buján de Cambre, es un claro ejemplo. Apuesta por las ventajas que las nuevas tecnologías pueden ofrecer a los alumnos y por acercar los contenidos de la asignatura al mundo real.”Hace poco trabajamos el tema de los meteoritos. Gracias a un laboratorio virtual y en función de las variables del meteorito (mayor o menor peso, más o menos velocidad) te calcula qué tipo de destrucción causaría y en qué lugar de la Tierra. Uno de las actividades que tuvieron que hacer es diseñar, ver qué características debería tener un meteorito para que destruyera cierta parte de A Coruña. Es un modo de que empiecen como si fuese un juego cuando en realidad están aprendiendo”.

En el caso de Teresa Caramés (colegio Cristo Rey de Ferrol), opta por atraer a los alumnos hacia la asignatura mediante actividades en las que los propios escolares experimentan o prueban la teoría que se está dando. “Ahora estoy con el tema de la luz y los colores. El otro día les hice vendarse los ojos y bajar al patio desde clase para que explicasen qué habían visto, de qué color e intentar entender porqué”.

Aún son minoría, pero cada vez más profesores se animan a cambiar su fórmula de clase con un objetivo claro: hacer más atractivas las materias y mejorar los resultados de sus alumnos.

http://www.laopinioncoruna.es/sociedad/2015/04/26/profesores-siguen-guion/950415.html