Archivos

Proyecto:EL PRESENTE PERFECTO

PRESENT PERFECT: “Una guardería en un centro de ancianos”

El título de su video hace referencia a que la felicidad es una oportunidad que se da una vez en la vida y esa oportunidad es ahora, en el presente.

Hace unos meses llegó a mis manos esta fantástica historia. Ya, en varias ocasiones, había barajado la posiblidad de realizar distintas actividades con personas mayores que viven en residencias o que asisten a centros de día.

Este año, espero poder hacer realidad este sueño….que,de momento, sólo puedo adelantar que ya se está entre los fogones.

Creo que puede ser una experiencia muy gratificante y enriquecedora, tanto para mis alumnos como para las personas con quién vamos a compartir estos momentos.

Ponen una guardería en un centro de ancianos y sus vidas cambian por completo:

En el marco de un proyecto social en una residencia de ancianos en Seattle, EE.UU., decidieron instalar una guardería con niños preescolares. El resultado fue sorprendente: la vida de todos ha cambiado por completo.

Guardería en el centro de ancianos

El 43% de los ancianos estadounidenses sufre de aislamiento social, vinculado a la depresión y a la decadencia física y mental. Por eso, en el centro de adultos mayores conocido como Providence Mount St. Vincent, decidieron reunir a distintas generaciones para mejorar el ambiente y resultó perfecto.

Este centro sirve para que dos generaciones totalmente distintas vivan juntas, compartiendo amor, respeto y paciencia para hallar ese punto de equilibrio entre los que van sin prisa por la vida y los que tienen toda la vida por delante, informa ‘ABC News’. ¿Cuál es el valor de la infancia en la edad adulta?

Cuando una persona mayor tiene un motivo, una razón, un objetivo, una responsabilidad para vivir, vive más tiempo que si no tiene nada de ello.

En este centro residencial habilitaron el Centro de Aprendizaje Intergeneracional (ILC, por sus siglas en inglés), una instalación de cuidado infantil que permite a los pequeños interactuar en diversas actividades con las personas de la tercera edad.

El experimento demostró que los niños se hacen más receptivos hacia las personas con discapacidades, aprenden sobre el proceso de envejecimiento, reciben atención y amor de los residentes cariñosos y entienden que los adultos también necesitan ayuda.

Por otra parte, los ancianos estimulan su actividad física jugando con los niños, se ríen juntos y tienen oportunidades de transmitir distintos conocimientos, a la vez que la interacción influye positivamente en su autoestima.

 

https://actualidad.rt.com/sociedad/178119-ninos-ancianos-conviviencia-residencia-experimento

Javier Tamarit: “Se necesita creer en la inclusión de todo ser humano”

¿Las escuelas ordinarias están preparadas para atender a niños y niñas con autismo?
Depende. Hay escuelas que sí y otras que no. Es como una lotería. Cuando un docente dice que no está preparado para atender a un niño con dificultad en el desarrollo, debe plantearse que la pregunta no es si está preparado, sino si está dispuesto. Hay escuelas dispuestas y escuelas que no lo están, a veces no depende tanto de los recursos. Las escuelas deben contar con conocimiento y con expertos para atender las necesidades de cada niño. Ahí está el valor que pueden tener las personas que están dentro de las redes de los centros de educación especial.

¿Qué necesita un centro para ser inclusivo?
Lo que necesita es creer en el valor de la inclusión de todo ser humano. En entender que los seres humanos nos hacemos humanos en interacción con otros seres humanos, no nos educamos como humano en la soledad de la vida. Somos como somos porque nos relacionamos con nuestro entorno. La escuela inclusiva es un modelo orientado al bienestar de todo alumno, una escuela que construye su conocimiento con la colaboración del entorno y la sociedad en la que vive. La escuela se diluye en el barrio y todos pueden colaborar en la educación de todos los integrantes para su proyecto de vida. La escuela inclusiva debemos desvincularla de la existencia de alumnado con necesidades específicas, porque va mucho más allá.

Los compañeros de niños y niñas con autismo, ¿cómo suelen reaccionar ante ellos en clase?
Las experiencias que tenemos es que cuando se lleva una buena relación, la experiencia es de normalidad. No llegan a tener la etiqueta del trastorno. Tiene la del niño inquieto, el niño amable, el niño sonriente, pero no la del niño autista. No construyen una situación de diferenciación per se, se convierten en apoyos naturales para el aprendizaje. Pero si el propio contexto genera una situación de diferenciación con ellos, sí que puede generar situaciones complicadas. Si nos empeñamos en decir “ojo que tenemos un niño con autismo”, “cuidado que el autismo es muy complicado”, acabaremos generando una imagen totalmente negativa del niño. El contagio cultural de los estereotipos es muy perverso.

¿Qué 3 consejos darías a los docentes de aulas inclusivas?
El primer consejo sería que no dejen que se oculte al niño detrás de las etiquetas, que crean en las fortalezas del niño por encima de sus limitaciones. Lo segundo es que crean en el éxito de este niño, en que puede progresar. Toda persona puede progresar si cuenta con el apoyo adecuado. Por último, les diría que hagan equipo, con la familia, con los otros docentes, con los compañeros del niño, con el propio niño… y que orienten la educación a la vida del niño, no de su conocimiento.

http://blog.tiching.com/javier-tamarit-se-necesita-creer-en-la-inclusion-de-todo-ser-humano/

Educación INCLUSIVA

Comparto el siguiente artículo donde de manera visual y sencilla se explica lo que es la Educación Inclusiva.

Puedes encontrar el original en el siguiente enlace Así enseño a mis alumnos qué es la educación inclusiva.

 

Con esta infografía los propios alumnos, con sus palabras, serán capaces de explicar cada uno de los cuatro términos y, sobre todo, se darán cuenta de las diferencias y cuál es la que como estudiantes ellos mismos deberían promover y defender.

Si bien la escuela es consciente de que debe luchar contra la exclusión y la segregación, lo que ahora preocupa es la definición y puesta en práctica de estos dos térmnos integracióninclusión que se confunden con facilidad.

¿Qué se entiende por integración?

El concepto integración de por sí no es un término negativo. De hecho se trata de una palabra que se usa de manera habitual en los centros escolares y con una connotación positiva. Pero, ¿qué se entiende por integración en el ámbito escolar? ¿Que diferencias se establecen entre integración y educación inclusiva?

La integración…

Se basa en principio de igualdad.
Se focaliza en el alumno.
Se centra principalmente en alumnos con Necesidades Educativas Especiales (NEE).
Hace mucho hincapié en el diagnóstico.
Hace que los alumnos NEE se adapten a sus compañeros.

 ¿En qué consiste la educación inclusiva?

La educación inclusiva es, sin duda, el tipo de educación que deberían promover todos los centros escolares, es decir, debería verse no sólo como una obligación, sino también como un derecho en una sociedad donde priman o deberían primar los valores democráticos y de igualdad social.

Pero:

¿Cómo se fomenta en los centros educativos la educación inclusiva?

  • Se trata de una educación integral de la que forman parte todos los alumnos, no sólo los NEE.

  • Junto con el principio de igualdad, también se aboga por el principio de cooperación.

  • Tiene como finalidad la inserción de todos los alumnos.

  • Entiende la discapacidad como algo real, es decir, no se enmascaran o maquillan las deficiencias.

  • Implica una concienciación de todos los miembros de la comunidad educativa.

  • La ayuda que recibe el alumno se da dentro del aula.

  • Se cuenta con un profesorado cualificado y capacitado.

  • Todos los alumnos aprenden juntos, a la vez y en un mismo espacio.

  • Se fomenta la participación y la interacción entre todos los alumnos.

  • Además de fomentar la cooperación en el aula, también tiene en cuenta la cohesión de todos sus miembros.

  • La diversidad de los alumnos se enfoca como un factor de valor porque contribuye a enriquecer al grupo, favorece la interdependencia y es un factor de cohesión social.

  • El sistema se adapta a los alumnos y no los alumnos al sistema.

¿Qué educación queremos?